Vuelve el “celular retro” de motorola

El vicepresidente de producto global de la firma, Dan Dery, adelantó que el dispositivo será "modesto", pero "más durable" que el de sus rivales.

La pantalla por los dispositivos de pantalla plegables apenas comenzó. Ahora llega el turno de Motorola. Luego de las presentaciones que hicieron Samsung y Huawei de sus próximos tanques, en el UnPacked 10 de San Francisco y en el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, respectivamente, el fabricante acelera sus motores para tener cuanto antes la nueva versión de su exitoso Moto Razr, que contará con su display plegable para competir en un segmento que promete ser la revelación de este año.

Días atrás, el vicepresidente de producto global de Motorola, Dan Dery, confirmó que la empresa no tiene “ninguna intención de llegar más tarde que todos los demás en el mercado”.

Si se tiene en cuenta que el Samsung Galaxy Fold y el Huawei Mate X llegarán al mercado en abril y mediados de 2019, respectivamente, los analistas prevén que el nuevo Razr podría presentarse en junio próximo (verano europeo).

En principio, de acuerdo a la patente que presentó Motorola a fines del año pasado, el formato del nuevo Razr mantendría las características similares al primer modelo.

En ese sentido, se especula que su procesador sería el Qualcomm Snapdragon 710 a diferencia del Qualcomm Snapdragon 855 que se utilizan actualmente en la mayoría de los nuevos dispositivos de gama alta.

Además, se estima que el próximo Razr plegable contaría con versiones de 4/6 GB de RAM y 64/128 GB de capacidad.

Otros rumores sostienen que la pantalla interna del dispositivo sería de 6,2 pulgadas (con una resolución de 2.142 x 876 píxeles) y su batería alcanzaría los 2.730 mAh, algo corta para los estándares actuales, aunque contaría con tecnología para carga rápida mediante un transformador de 27 W.

Si bien se desconocen las dimensiones de su pantalla externa (su resolución alcanzaría los 800×600 píxeles) y cuál será la potencia de sus cámaras o si contará con sistemas de reconocimiento biométrico.

“Comenzamos a trabajar en los elementos plegables hace mucho tiempo. Y hemos estado haciendo muchas iteraciones. Hemos estado probando un dispositivo OLED de plástico con una película de plástico en la parte superior”, añadió Dery.

Por otro lado, se refirió de forma explícita a las pantallas externas que proponen el Samsung Foldy el Huawei Mate X, sus próximos competidores. “El hecho de que estés tocando [ese tipo de pantalla] con tus uñas lo está rasguñando. Tiene una vida corta de inmediato; comienza a morir el día que lo desempacas. Pero es hermoso. El primer día, es hermoso”, deslizó.

En ese sentido, confirmó que si Motorola trabajara en un plegable, la intención de la compañía no sería poner la pantalla en el exterior y adelantó que la empres explora la posibilidad de un dispositivo de doble bisagra, con una sola pantalla que se pliega dos veces, dejando sólo un tercio de la pantalla expuesta cuando está en modo teléfono.

En ese sentido, reconoció que Motorola junto otros dos famosos “vendedores chinos” trabajan actualmente en lo que definió como “el santo grial” del diseño plegable.

Sin embargo, Dery aseveró que este tipo de diseño en forma de ‘z’ no es práctico para el primer teléfono plegable de Motorola. “Hay demasiados obstáculos técnicos para despejar en este momento. Estamos investigando eso también. Pero definitivamente ese no será nuestro primer tiro”, añadió en diálogo con Engadget.

No obstante, reconoció que si los problemas de diseño de la bisagra ‘z’ pudieran resolverse, sería “interesante ver una pequeña pantalla” que se pudiera plegar en algo pequeño.

Aún se desconoce si el equipo arribará oficialmente a la Argentina. Por otro lado, a partir de los rumores sobre sus especificaciones, su precio, que rondaría U$S 1.500, solo se justificaría por su pantalla plegable, según algunos especialistas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.