Volvo dejará de desarrollar nuevos motores diesel

0

El diésel tiene un futuro muy negro en Europa. Desde los acontecimientos que ha vivido la industria del automóvil en los últimos tiempos, especialmente con el “dieselgate” de Volkswagen, muchos fabricantes han decidido variar sus planes a futuro con respecto a los motores propulsados por diésel. Volvo no es ajeno a esta situación y es por ello que decidió acelerar sus planes con respecto a la movilidad eléctrica y sostenible.

Recientemente la propia marca confirmó que su primer auto 100% eléctrico será fabricado en China y que llegará al mercado en el año 2019. Otros informes señalaron el hecho de que la compañía sueca no apostará por el hidrógeno, centrando todos sus esfuerzos de futuro en los modelos híbridos enchufables y eléctricos de batería. Pues bien, si a todos estos movimientos sumamos las recientes declaraciones de Hakan Samuelsson, CEO de Volvo, todo cobra más sentido.

Samuelsson felicitó a Tesla: “Tenemos que reconocer que Tesla ha logrado ofrecer un auto (el Model 3) por el cual la gente está haciendo cola para comprarlo, por lo que también debe haber espacio para nuestra propuesta llena de calidad y diseño atractivo“.

Un nuevo ejemplo del impacto que el Tesla Model 3 tendrá dentro de la industria. Y es que las casi 500.000 reservas que se estima ha logrado el más económico de la gama del fabricante norteamericano, es algo nunca visto en la industria. Y eso que Tesla sólo ha mostrado una parte del auto, no ha confirmado todos los datos, y por supuesto, nadie ha podido realizar una prueba.

El objetivo de Volvo es lanzar su primera propuesta en el sector del auto eléctrico en 2019. Un primer modelo que llegará después de un proceso de pruebas que ha durado mucho más de lo esperado. Y es que no hay que olvidar que en 2010 ya circulaba por las carreteras europeas la versión eléctrica del Volvo C30. Una época en la que los Renault ZOE, Twizy y Fluence ZE todavía eran prototipos, y donde el LEAF aún no había comenzado sus ventas.

Pero los tiempos han cambiado, y Volvo ofrecerá un modelo que llegará en un mercado que casi 10 años después, estará inmensamente más desarrollado en todos los sentidos. Una berlina o un todocamino, que tendrá unos 400 kilómetros de autonomía, y un precio estimado de entre 35.000 y 40.000 euros.

Samuelsson señaló que Volvo dejará de desarrollar nuevos motores diésel. El CEO de la marca declaró recientemente que no tiene sentido destinar recursos al desarrollo de nuevas generaciones de motores diésel debido al alto costo que tiene en la actualidad seguir creando mecánicas que usen dicho tipo de combustible pero que tengan menores niveles de emisiones.

Por otra parte, Hakan Samuelsson comentó que los últimos acontecimientos y escándalos de fraude e emisiones han hecho que en numerosos mercados la demanda y popularidad de este tipo de propulsores comience a caer.

Sin embargo, esto no quiere decir que a corto plazo Volvo vaya a dejar abandonados sus motores diésel actuales, ya que el fabricante seguirá perfeccionando y mejorando su rendimiento para ofrecer unos motores más eficientes que puedan cumplir con las normativas de emisiones que entrarán en vigor en Europa en cuestión de unos pocos años. Además, tenemos el hecho de que en la actualidad, en el viejo continente este tipo de motores son muy demandados.

Según el directivo sueco, la razón es que cada vez será más difícil y caro cumplir con las normativas de emisiones en los diferentes mercados, como las que pondrá en marcha Europa en 2020, por lo que no seguirán con su desarrollo. Unas normas de la UE que imponen un máximo de 95 gramos de CO2 por kilómetro para 2021.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here