Una decisión judicial en EEUU puede convertir a los conductores de apps en empleados

Una decisión emitida por la corte del estado estadounidense de California puede complicar la vida de startups y nuevos negocios que consideran a sus trabajadores como “socios”, permitiendo que ellos trabajen fuera de los regímenes tradicionales de contratación.
La justicia estadounidense ha dado una opinión contraria a Dynamex, una empresa de logística y entrega, en una medida que puede abrir precedentes para que los conductores de Uber, Cabify y otros puedan ser considerados empleados de las empresas.
Para la corte, en algunos casos las empresas pueden clasificar erróneamente a sus empleados como independientes para obtener ventajas comerciales o incentivos económicos, pagando menos impuestos o cargas laborales.
A continuación, sigue enumerando algunos de los factores que, en la visión de la ley, clasifican a un socio no como tal, sino como un funcionario efectivo.
Entre los puntos citados por la justicia estadounidense están el hecho de que el colaborador forma parte del negocio principal de una compañía y contribuye directamente a su facturación, el hecho de que él trabaje con tal actividad con frecuencia y regularidad y la ausencia de mecanismos de control y dirección entidad contratante.
Aquí, por ejemplo, no encajan bonos por desempeño, determinadas exigencias para la realización del trabajo o imposiciones en cuanto a cargas horarias o número de servicios prestados.
La decisión puede servir como precedente para otros procesos sufridos por Uber y otras compañías de transporte en Estados Unidos justamente por referirse a elementos ya citados por las defensas de asociaciones de conductores.
Que exigen derechos como ayuda sanitaria, salario mínimo y soporte en casos de accidentes o problemas derivados de su actuación en las calles de las ciudades, mientras que la compañía, así como tantas otras, siguen alegando ser sólo las proveedoras de tecnología, no de transporte.
En caso de que la justicia dé un dictamen favorable a los trabajadores en cuanto a la situación de contratación, los nombres de la rama pueden tener que comenzar a atender legislaciones estatales relacionadas con el mercado.
Aquí, las normas dependen del estado en que la operación ocurre – en California, por ejemplo, el gobierno fija un pago mínimo por hora trabajada, aunque el desempeño del trabajador sea menor, y obliga a las empresas a proporcionar beneficios a sus empleados.
En el caso de Dynamex, la corte fue más allá, afirmando que, en muchos casos, el intento de clasificar trabajadores como “socios” también sirve como una forma irregular de obtener ventaja competitiva.
Una vez más, la idea es que, al no realizar el pago de impuestos y beneficios, las empresas en inconformidad estarían aumentando artificialmente sus ganancias y cantidades dedicadas a inversiones, facilitando el proceso de dejar atrás competidores que están con todo al día.
La decisión puede afectar no sólo a Uber y otras empresas de transporte, pero también startups y compañías que inician el Valle del Silicio, que también suelen tener fuerzas de trabajo categorizadas como “independientes”, pero que son parte integrante de sus modelos de negocios.
Sin embargo, estas son las deliberaciones que aún deben suceder, ya que la conclusión de la corte se refiere específicamente a Dynamex.
En este caso, la empresa de logística debe ser ver obligada a contratar empleados independientes o, entonces, realizar cambios en sus modelos de negocios para atender a los requisitos judiciales que diferencian a socios o colaboradores de trabajadores efectivos.

Fuente: Tribunal de California , Ars Technica

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here