Tecnológicos piden que no avancen con gravamen a las exportaciones

El Presupuesto 2019 prevé la posibilidad de que se incluya en el nomenclador aduanero a los servicios del conocimiento.

(Especial, José Busaniche para Perfil Córdoba). Con media sanción de Diputados, el proyecto de Presupuesto 2019 sigue sumando resistencias y apartados polémicos. Un nuevo capítulo de las batallas que se levantan alrededor de una de las leyes claves para el Gobierno, se vivieron en la visita que el jueves pasado hizo el presidente Macri y parte de su gabinete a Río Cuarto.

En la capital alterna de la Provincia, el Presidente presentó una nueva línea de financiamiento de exportaciones para PyMEs, en el marco del segundo encuentro regional de Argentina Exporta. Y tuvo un encuentro mano a mano con dirigentes y empresarios del Córdoba Clúster Technology, la cámara que nuclea a unas 200 empresas tecnológicas y desarrolladoras de software.

Los empresarios techis le comentaron a Macri algunos de sus proyectos y planes de inversión y luego fueron al grano. Trabajaron sobre un temario variado que se cimentó en tres ejes: la promoción para trabajar hacia un mayor fondeo para el sector, la necesidad de lograr una extensión de la Ley de Software que incluye beneficios y exenciones impositivas para la industria y que vence a fines de 2019, y la preocupación por los proyectos de generar gravámenes a las exportaciones de software en el marco del proyecto de Ley de Presupuesto.

Exportaciones en la mira. Junto a la Ley de Software -que contaría con avales entre diputados nacionales para ser renovada el año que viene- la mayor preocupación entre las empresas tecnológicas se focaliza hoy en la posibilidad de que se incluya en el nomenclador aduanero a los Servicios del Conocimiento.

En concreto, los empresarios saben que el Gobierno prevé que los productos y servicios de software que el sector envía al exterior también tributen $4 por dólar, al igual que otros sectores que también recibirán esa presión tributaria en búsqueda de alcanzar el anhelado equilibrio fiscal de las arcas públicas.

“Se hablaron varios temas. Que graven las exportaciones nos preocupa mucho. Una cosa son los $4 sobre un dólar a $42 y otra cosa es con un dólar a $36. Hay que ver cómo reacciona la industria. Creemos que ese sin gravamen la industria se puede desarrollar y esa producción genera más ingresos para el Estado que un impuesto”, marcó un empresario que participó del encuentro.

Y señaló que si bien hay buena predisposición para el diálogo, ven al Gobierno trabajando desde un enfoque no muy acertado. Para algunos empresarios hay una mirada “torcida” de lo que es potenciar la industria versus gravarla. La inclusión del sector en el Nomenclador Aduanero mereció una comunicación oficial por parte del Córdoba Clúster Technology, previo a la reunión con Macri.

“Esta iniciativa alcanza a aspectos que provocarán efectos altamente negativos para la industria del software: la norma parte de una incorrecta interpretación del concepto de servicio eliminando el carácter intangible de los derechos intelectuales y los productos de software y servicios informáticos”, señalaron.

Y agregaron: “El problema de la doble imposición, ya que cuando se exportan bienes y mercaderías, tributan un derecho aduanero localmente y no se encuentran gravados con impuestos a la renta en el país de destino. En cambio, los servicios exportados tributarían dicho gravamen en forma local. Además, de un impuesto a la renta en el país receptor. Esta acción afecta directamente en la competitividad quedando en desventaja frente a países de la región como, por ejemplo, Uruguay”.

Más expo. Según datos del Monitor TIC que desarrolla la consultora Economic Trends para el Córdoba Clúster, durante el primer y segundo trimestre de 2018 continuó incrementándose el porcentaje de la facturación de las empresas cordobesas de software generado por ventas al exterior. Pasó del 9,7% a principios de 2017 a un 16% en el segundo trimestre de este año. En tanto, se consolidó el mercado de Estados Unidos como el principal destino de las exportaciones.

Concentra el 81,9% de las ventas al exterior y los países de Latinoamérica redujeron su participación al 14,5%. Que se meta Schiaretti  Además de insistir con autoridades del Gobierno nacional, la carta que se guardan los empresarios del sector es tratar de sumar apoyo entre funcionarios provinciales.

Según ellos, la intención es que este nuevo gravamen hacia el sector tecnológico no generaría ingresos coparticipables: “Es una batalla que también va a tener que dar la gente del Gobierno porque los impuestos a ciertos servicios aduaneros, como esto que quieren hacer, no serían coparticipables. Ahí hay un tema que el Gobierno de Córdoba va a tener que trabajar con la industria, así no se complican ni ellos ni nosotros”, señaló un empresario local.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here