¿Qué puede pasar con la inflación en los próximos meses?

El IIE de la Bolsa de Comercio de Córdoba analiza los motivos por los cuáles la inflación sigue con valores elevados. Y traza el posible escenario de cara a los meses que se vienen.

El Instituto de Investigaciones Económicas de la Bolsa de Comercio de Córdoba elaboró un trabajo donde plantea que, pese al esfuerzo en la reducción del déficit fiscal, aún se mantienen componentes que sostienen a la inflación en valores elevados. Según la Bolsa, “como se observó en los meses de enero y febrero persistieron presiones inflacionarias que muy probablemente continuarán en mayor o menor medida en los próximos meses. Dos factores se destacan en este contexto”.

“Por un lado, necesaria readecuación tarifaria llevó a que los precios regulados aumenten persistentemente por encima del resto de los precios de la economía en los últimos tres años, y aun así, queda un importante margen para corregir estas distorsiones. Mientras que a finales de 2015 el precio mayorista solamente llegó a cubrir el 12% del costo de generación eléctrica, en la actualidad este porcentaje es de 65%. Si bien es cierto que esto implica que aún resta un aumento del 50% del precio mayorista para terminar de cerrar la brecha, dado que no es el único componente de la tarifa eléctrica, en la provincia de Córdoba implicaría solamente un aumento del 16% en el precio final afrontado por los consumidores residenciales, por lo que gran parte del impacto de la readecuación ya se completó”.

“Por otro lado, algo que también habría impactado en la inflación del primer bimestre es la reactivación del traslado a precios de la depreciación del peso que comenzó en abril del año previo. Si bien ese traspaso fue menor al 50%, la tenue recuperación económica que comenzó en diciembre de 2018 podría haber reactivado lentamente el traspaso a precios que no se vio completado en el año previo”.

Lo que viene. El informe del IIE sostiene que “las expectativas marcan que habría una moderación de la inflación en los próximos meses. A pesar de que se corrigieron desequilibrios y distorsiones de precios muy relevantes para la evolución en el largo plazo de la inflación, persiste una inercia propia de los desequilibrios macroeconómicos que están siendo resueltos. La política monetaria más restrictiva ayudará a acelerar ese proceso de desinflación para que se comiencen a ver lo antes posible los efectos de estas mejoras estructurales en nuestra economía”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.