PwC busca recuperar su imagen tras el error en la entrega del Oscar

? La consultora fue etiquetada en los #envelopegate y #oscarfail y así pasó de la confianza al ridículo en solo dos minutos

El error que se cometió en la última edición de los Oscar , al entregarse el premio a “La La Land” como mejor película cuando en verdad correspondía a “Moonlight”, no solo manchó la imagen de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, sino que fue también una gran estocada para la reputación de PriceWaterHouseCoopers (PwC).

La consultora, de amplia trayectoria y que forma parte del grupo de elite catalogado como las “Big Four” (las cuatro grandes) en referencia a las firmas más importantes del mundo en el sector de la consultoría y auditoría junto a Deloitte, KPMG y Ernst & Young, de pronto fue el hazme reír del mundo.

Su largo y prístino matrimonio con la academia de Hollywood, que ya lleva 83 años, se manchó terriblemente por un error en el momento más trascendente de la premiación que tiene en vilo al mundo del espectáculo. El fallo fue solucionado rápidamente pero los efectos negativos sobre la imagen de la compañía pueden durar años.

PwC prontamente quedó asociada a los hashtags #envelopegate (el asunto del sobre) y #oscarfail (el error de los Oscar) algo que resulta muy dañino para cualquier marca pero máxime para aquellas que se dedican a controlar, supervisar y auditar los procesos.

“Antes de la noche del domingo, PriceWaterCoopers era conocida por el público en general por una cosa fundamental: ser la encargada de la votación de los premios de la Academia. Ahora es conocida por cometer la más épica de las confusiones en toda la historia de los Oscar” resalta CNNMoney.

Para salir al frente con lo sucedido PricewaterhouseCoopers emitió un comunicado que dice lo siquiente:

“Sinceramente pedimos disculpas a Moonlinght, La La Land, Warren Beatty, Faye Dunaway y los televidentes de los Oscar por el error cometido durante el anuncio de la Mejor Película.

Se entregó un sobre que correspondía a otra categoría y en cuanto se descubrió fue inmediatamente corregido. Estamos ahora investigando cómo sucedió este acontecimiento y estamos profundamente arrepentidos por lo que aconteció.

Agradecemos el humor con que afrontaron la situación los nominados, la Academia, ABC y Jimmy Kimmel. “

Sea como fuere todos tratan de descifrar cómo se cometió tamaño error en una ceremonia que es seguida por millones de espectadores.

Si bien lo que gana PwC por esta participación no es fundamental para el negocio multimillonario de la consultora, este episodio le puede manchar su prestigio y eso tiene un valor incalculable aún.

Lo sucedido en esta edición 2017 de los Oscar fue ya definido como el error más crucial de toda la historia. Lo más cerca fue en 1964 cuando Sammy Davis Jr anunció equivocadamente la mejor obra musical y también se adujo que le habían dado el sobre equivocado.

Pero nunca se había cometido un fallo en la premiación del rubro más importante de la noche, el plato fuerte de los Oscar.

De pronto, fue un gran caos y reinó la confusión y sin dudas la gente de PwC sintieron que las piernas les temblaban, fue una gran “metida de pata”.

Obviamente ese error se convirtió en el tema principal de los Oscar y circuló en las redes sociales como reguero de pólvora. Si bien todos admiten que se pueden cometer errores no es nada conducente tener asociada la marca de una firma especializada en controlar con la ocurrencia de un error de tal magnitud y con tanta repercusión mediática y social.

Brian Cullinan, como funcionario de PwC, fue el que entregó el sobre equivocado a Beatty. Y también se dijo que se distrajo mirando a Emma Stone, ganadora del Oscar a la mejor actriz. De hecho publicó un tweet del backstage con la figura de la protagonista de La La Land unos minutos antes.

Fuente: iProfesional

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here