Odebrecht financió de forma ilegal las campañas del PT

Lo admitió João Santana, el publicista de Lula y Dilma ante el juez Moro. Se trata de las campañas en el 2006, 2010 y 2014.

0

(EFE) Ya fuera del poder en Brasil , el Partido de los Trabajadores (PT) ve ahora cómo hasta sus ex principales aliados se vuelven enemigos. Tras firmar un acuerdo de delación premiada con la justicia, los otrora arquitectos de la propaganda petista, la pareja de publicistas João Santana y Mónica Moura, admitieron que recibieron pagos ilegales de la compañía Odebrecht para las campañas electorales de Luiz Inacio Lula da Silva en 2006 y de Dilma Rousseff en 2010 y 2014.

Ante el juez federal Sergio Moro, que desde Curitiba lleva adelante las causas anticorrupción relacionas con la red de sobornos enquistada en Petrobras, Santana y Moura confirmaron que la mayor parte de sus servicios al PT -por valores superiores a los US$ 10 millones- fueron pagados de manera no declarada por Odebrecht en cuentas en el exterior y jamás contabilizados en los gastos de campaña del partido, una práctica conocida como “Caja 2”.

“La relación de mi empresa (Polis Propaganda) con el grupo Odebrecht fue abierta durante la campaña de reelección del presidente Lula. En ese entonces, Antonio Palocci, ex ministro de Economía de Lula y luego jefe de gabinete de Rousseff, hizo ese contacto y una parte de los pagos de esa campaña fue hecha a través de Odebrecht”, afirmó Santana según los testimonios judiciales que se hicieron públicos.

Junto a su esposa y socia, Santana llegó a ser uno de los “marqueteiros” más buscados de América latina por sus exitosas estrategias de marketing electoral; trabajó para Hugo Chávez y Nicolás Maduro en Venezuela; con Mauricio Funes en El Salvador, así como para los argentinos Eduardo Duhalde y José Manuel de la Sota, entre otros.

La pareja de “gurús” electorales fue detenida en febrero del año pasado como parte de la operación Lava Jato, y dejada en libertad en agosto, después de aceptar colaborar con la justicia. Sus declaraciones podrían complicar aún más la situación de Lula, que está procesado en cinco causas relacionadas con el petrolão, y el próximo 3 de mayo deberá testificar ante el juez Moro.

“No creo que exista ningún «marqueteiro» en Brasil que haga campaña con «Caja 1» (gastos totalmente declarados a la justicia electoral). Todos trabajan con «Caja 2»; es una exigencia de los partidos”, reforzó Moura, quien apuntó que Odebrecht también pagó sus servicios para las campañas dirigidas por su marido en Venezuela, El Salvador, Panamá y Angola.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here