Misiones, Chaco y Formosa invierten 100 millones de dólares para abrir una nueva ruta de ingreso de Internet a la Argentina

El proyecto busca conectar además a Salta y Jujuy y sumar a Paraguay, Bolivia y Chile. Apuntan a un mercado de 26 millones de personas en 5 países.

Las provincias de Misiones, Chaco y Formosa invirtieron 100 millones de dólares, junto a la empresa Silica Networks para abrir una nueva ruta de ingreso de conectividad internacional de la Argentina con Internet.

En un acto celebrado en la localidad misionera de Bernardo de Irigoyen, en el punto más oriental del territorio continental argentino, los gobernadores de esas tres provincias inauguraron el primer tramo de la Red Capricornio.

Se trata de una iniciativa que busca romper con el centralismo de las comunicaciones de Internet en la Argentina, que hasta hoy se concentraban en los cables submarinos ubicados en el balneario bonaerense de Las Toninas.

El enlace de fibra óptica de la Red Capricornio pasa por Bernardo de Irigoyen porque es el único punto de frontera seca entre la Argentina y Brasil. Una vez en territorio brasileño, a través del operador Ampernet Telecom, las comunicaciones llegan a la ciudad de Sao Paulo y de allí al resto del mundo, sin necesidad de pasar por Las Toninas.

Pero el proyecto total es mucho más ambicioso: busca conectar a las provincias de Salta y Jujuy con esta red que toma su nombre del trópico de Capricornio, además de Paraguay, Bolivia y Chile.

En el país trasandino está la joya más deseada: el complejo astronómico ALMA, en el desierto de Atacama, que genera casi 2 terabits por día de información que necesita ser transportada por enlaces de fibra óptica a centros de investigaciones europeos.

Beneficios

Por un lado, tecnológicos: en vez de recorrer 4 mil kilómetros desde cualquiera de las tres provincias hasta Las Toninas y luego a Sao Paulo, ese recorrido se acorta a apenas mil kilómetros hasta la capital económica de Brasil. Esta menor distancia mejora la latencia de la red, esencial para servicios como la Internet de las cosas.

Pero el principal beneficio es el económico: al acortar la distancia también descienden los peajes a pagar por redes de terceros. Según detalló Horacio Martínez, presidente de Silica Networks, compañía del grupo Datco, en las provincias participantes de esta red el costo del MB de datos al usuario en 2015 equivalía a 54,40 dólares.

Ese valor había bajado a 7 dólares para los mayoristas, pero con la Red Capricornio descenderá hasta 2 o 3 dólares. Martínez estimó que para el usuario será en un principio entre 5 y 6 dólares, con tendencia a bajar.

Las empresa participantes son Marandu Comunicaciones (Misiones), REFSA Telecomunicaciones (Formosa), Ampernet Telecom (Brasil), Ecom (Chaco) y Silica Networks.

La red de fibra óptica de alta capacidad de Capricornio es hoy de unos 2 mil kilómetros. La meta es que llegue a más de 15.000 km para unir la Argentina, Brasil y Chile con salida al Pacífico y el Atlántico.

Como parte de esta iniciativa público-privada de carácter federal, a través de la interconexión de las redes de fibra óptica de cada una de los participantes y la construcción de nuevos tramos, la Red Capricornio ya completó su primera etapa al unir las provincias de Chaco, Formosa y Misiones en la Argentina con Brasil.

La conexión es a través de la frontera entre Bernardo de Irigoyen, en Misiones, y las ciudades brasileñas de Dionisio Cerqueira -Santa Catarina- y Barracão –Paraná-, completando así la salida al Océano Atlántico vía Pato Branco, San Pablo, Río de Janeiro y Fortaleza.

En una segunda etapa, que ya se inició, la Red Capricornio completará su trayecto hacia el oeste para cruzar a Chile y conectar al Pacífico a través del paso de Jama, uniendo la región de Antofagasta con la provincia de Jujuy.

De este modo, al conectarse al mundo a través de los cables submarinos que llegan tanto al océano Atlántico como al Pacífico, la red conformará una pieza clave de la infraestructura de Internet regional, brindando conectividad de banda ancha a las provincias del Norte argentino, el Norte chileno, el sur de Brasil y a las principales ciudades de Bolivia y Paraguay. Se trata de una cuenca de servicios con un alcance potencial de más de 26 millones de personas en cinco países.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.