Michel Temer invitó a Jair Bolsonaro a que lo acompañe en el G20 en Buenos Aires

El presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, y el mandatario saliente, Michel Temer, prometieron este miércoles en Brasilia una transición "fluida" entre sus gobiernos.

En una breve declaración conjunta a la prensa en el Palacio de Planalto, Temer -quien asumió el poder en mayo de 2016 tras el impeachment de su ex aliada Dilma Rousseff- aseguró que la colaboración con Bolsonaro será “verdadera” y ofreció impulsar ante el Congreso proyectos que su sucesor considere prioritarios, antes del traspaso de funciones el 1° de enero.

El mandatario saliente invitó a Bolsonaro a acompañarlo en viajes internacionales hasta el fin de su mandato, como la cumbre del G20 a fines de este mes en Buenos Aires. Pero no se sabe si el presidente electo aceptará, debido a que todavía se recupera de una puñalada que recibió durante la campaña electoral y deberá pasar por una nueva cirugía.

El ex militar de 63 años, que tiene por delante el desafío de aprobar en el Congreso un ambicioso plan de reformas para recuperar la economía del gigante sudamericano, explicó que en su encuentro con Temer abordaron el asunto de la “gobernabilidad”, y dijo que mantendrá “muchas cosas” del gobierno de su predecesor.

“Lo buscaré [a Temer] en otras oportunidades, para que juntos podamos hacer una transición en la que los proyectos de interés de nuestro Brasil continúen fluyendo dentro de la normalidad”, agregó ante periodistas.

Antes, el futuro mandatario había afirmado que nadie puede “salvar” a Brasil de la crisis sin contar con el apoyo de los demás poderes, tras reunirse con el comandante de la Aeronáutica y con el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF), Dias Toffoli.

En su segundo día de reuniones en Brasilia, el ex capitán del Ejército, cuestionado por sus comentarios misóginos, homófobos y racistas, nombró a la primera mujer que será parte de su gobierno.

“¡Buenas noches! Informo a todos la designación de la señora Tereza Cristina da Costa Dias, Presidenta del Frente Parlamentario Agropecuario, para el puesto de Ministra de Agricultura”, escribió en Twitter, canal por el cual dijo que irá anunciando el nombramiento de sus futuros ministros.

Interrogado en la víspera sobre si alguna mujer comandaría uno de sus ministerios, había dicho que “seguramente”, aunque en aquella oportunidad minimizó la importancia de la representatividad de género y racial en el poder.

Este miércoles, reiteró su postura: “No estoy preocupado con el color [de piel], sexo o sexualidad de quien está en mi equipo, sino con la misión de que Brasil crezca, de combatir el crimen organizado y la corrupción”, tuiteó.

Líder de la poderosa bancada ruralista del Congreso, cuyo apoyo fue vital en la victoria electoral de Bolsonaro, Teresa Cristina da Costa estará al frente de una cartera clave en Brasil, una de las mayores potencias agrícolas.

Con ella son seis los ministros nombrados por Bolsonaro hasta ahora: el ultraliberal Paulo Guedes en el superministerio de Economía; el juez anticorrupción Sergio Moro en el de Justicia y Seguridad Pública; el diputado Onyx Lorenzoni en Casa Civil (jefatura de gabinete); el astronauta Marcos Pontes en Ciencia y Tecnología, y el general de reserva Augusto Heleno en Seguridad Institucional.

Planes confusos

Bolsonaro prometió durante la campaña reducir el número de ministerios en el marco de un plan de recorte de gastos del Estado.

Pero tras su victoria el pasado 28 de octubre, sus anuncios han generado polémica y confusión.

Este miércoles, anunció la supresión del ministerio de Trabajo, que será “incorporado” a alguna otra cartera, según dijo, sin especificar a cuál.

El martes, cuando ya circulaban versiones sobre su desaparición, el ministerio y Fuerza Sindical, una de las principales centrales gremiales de Brasil, manifestaron su rechazo a esa iniciativa.

Según versiones de la prensa local, el equipo de Bolsonaro baraja fusionar el ministerio de Trabajo con el de Industria y Comercio Exterior.

En un principio, el ex militar afirmó que recortaría el número de ministerios de 29 a 15, pero este miércoles sugirió que esa cifra podría subir a 18.

El 30 de octubre, el mandatario electo anunció que fusionaría los ministerios de Agricultura y Medio Ambiente, pero en medio de agrias críticas de sectores ambientalistas, e incluso de representantes del agronegocio, reculó dos días después.

Al general de reserva Augusto Heleno, nombrado este miércoles en Seguridad Institucional, lo había designado inicialmente en Defensa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here