Madrid y Barcelona, entre los 10 primeros ecosistemas europeos de startups

Un informe de Atomico y Slush coloca a España como una de primeras potencias europeas en creación de startups, habilidades tecnológicas e inversión bruta.

0

El último informe del fondo de inversión Atomico y la conferencia europea de startups Slush, State of European Tech sitúa a España como una de las primeras potencias europeas en creación de startups, así como en habilidades tecnológicas e inversión en bruto.

De hecho, dos ciudades españolas, Madrid y Barcelona, están en la lista de los 10 ecosistemas de startups más fuertes y dinámicos de Europa. Concretamente, Madrid ocupa la quinta posición en cuanto a fortaleza de ecosistema y Barcelona la séptima. España es el único país que sitúa a dos ciudades en las 10 primeras posiciones de este ránking.

En lo referente a las habilidades tecnológicas, hay más de 266.000 desarrolladores profesionales españoles, lo que coloca a nuestro país en el quinto lugar de Europa en número de profesionales, por detrás de Reino Unido, Alemania, Francia y Rusia.

En cuanto al talento, los ingenieros y especialistas en tecnología informática son la fuente más importante de todo el talento internacional que entra en la industria tecnológica europea, con un 36% del flujo bruto. En segundo lugar, el sector de marketing y ventas supone el 21% del total de talento entrante.

A nivel europeo, el optimismo hacia el ecosistema tecnológico es alto. El 88% de los encuestados son más optimistas acerca de la tecnología europea o mantienen los mismos niveles en comparación con el año pasado.

Aun así, y pese a que la comunidad tecnológica europea se va fortaleciendo, los vínculos entre los centros tecnológicos todavía son percibidos como débiles por el 39% de los encuestados, mientras que un 48% los considera emergentes. A pesar de ello, el número de encuentros tecnológicos sigue creciendo en los centros tradicionales -Londres, Berlín y París-, así como en loson positivas en los nuevos, como Munich, Zurich y Madrid.

Fuente: ITespresso

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here