Los 0km se preparan para un año duro (sin autos por menos de $ 420.000)

El 2019 empezó de la peor manera, con un 50% de caída en las ventas durante enero. Los automóviles nuevos se alejan del bolsillo del consumidor, con pocos modelos debajo del medio millón de pesos.

(Especial, Mauro Osorio para Perfil Córdoba). El mercado de autos en Argentina arrancó 2018 a fondo y terminó con el freno de mano puesto. La devaluación del peso llevó a ajustes constantes de precios que, en un contexto recesivo, hace cada vez más difícil acceder a un 0km.

Los números fríos dicen que 2019 arranca con una de las peores caídas en los patentamientos desde que se tiene registro, de más del 50%. Enero suele ser el mes con mejores ventas porque se arrastran las operaciones hechas en diciembre, por lo que las 59.844 unidades vendidas el mes pasado pronostican un año muy difícil para el sector: apenas se superarían las 550 mil ventas, contra las 800 mil de 2017 y las 900 mil de 2016.

Aunque no parezca, esa proyección cuenta con algo de optimismo, ya que los CEO están previendo una leve recuperación de la economía para el segundo semestre de 2019, siempre y cuando el peso argentino no sufra una nueva devaluación, ya que los precios de los autos están en dólares.

Hoy son dos los principales factores que frenan las operaciones: pérdida de poder adquisitivo de los salarios y falta de financiamiento, por las altísimas tasas de interés. Si el año pasado se necesitaban alrededor de 250 mil pesos para comprar un auto barato, hoy hay que pensar en más de 400 mil.

Un Nissan March base está en oferta por $418.200, un pequeño Renault Kwid (motor 1.0 y equipamiento base) sale $428.200, en tanto que un Chevrolet Onix “pelado” sale $456.900. Si se quiere pensar en un modelo más moderno y completo tiene que romper la barrera psicológica del medio millón de pesos: un Fiat Argo 1.3 arranca en $572.000 (hasta los $734.500) y un Volkswagen Polo tiene precios que despegan en la friolera de $662.200. Por supuesto, estos son precios de lista.

Dinero en mano, el cliente puede encontrar grandes descuentos en los concesionarios, ya que el stock de autos es de los más altos de la historia. También existen en la plaza algunos créditos a tasas subsidiadas, pero son para modelos específicos y a plazos cortos.

Planes de “desahorro”. La situación más crítica se da con los planes de ahorro, una herramienta comercial que se usa casi exclusivamente en Argentina. Muy utilizado pero poco entendido, este sistema implica la compra de un auto en 84 cuotas.

Como tal, el valor de la mensualidad está en relación con el precio del 0km, por lo que los aumentos han llevado a los clientes a tener que pagar el doble en menos de un año, sin contar con los gastos administrativos y el costo del seguro para quienes ya han sacado el auto. Esto llevó a una caída en las suscripciones de los planes más acentuada que la de las ventas de salón.

También ha aumentado la morosidad, lo que pone a todo el sistema en problemas, ya que los grupos de suscriptores se desfinancian. Por los aumentos, muchos clientes han recurrido a Defensa del Consumidor.

Una situación es particularmente irritante para el cliente: en los planes de ahorro se toman como referencia los precios de lista, pero en los concesionarios se encuentran esos mismos autos con descuentos de varios miles de pesos. O, lo que es lo mismo, al cliente de plan de ahorro le cobraron de más por el mismo auto.

El campo, la esperanza. Desde las automotrices hay bastante confianza en que una buena cosecha reactive al menos algunos segmentos del mercado de autos. En particular, todo el sector viene apostando fuerte por las camionetas, con muchas novedades y planes exclusivos, como el canje directo de granos. En un contexto en el que muchos lanzamientos se han pospuesto a la espera que baje el stock, se espera la llegada de algunas pickups.

Tanto Renault como Mercedes-Benz tienen que lanzar sus camionetas hechas en Córdoba (Alaskan y Clase X, respectivamente) y Ford ya anunció el lanzamiento para antes de fin de año de las esperadas F-150 y F-150 Raptor. Se espera, además, la llegada de más versiones para las camionetas que ya se venden.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here