Los cuatro escenarios que plantea la Bolsa para 2019

Múltiples factores serán gravitantes para el desempeño de la economía argentina durante este año, según la Bolsa. Aquí, el informe completo.

0

El Instituto de Investigaciones de la Bolsa de Comercio de Córdoba elaboró un informe donde se plantea en cuánto tiempo se puede recuperar la economía durante este año. A continuación, el informe completo:

Luego de un 2018 en donde la actividad económica se vio negativamente afectada por las condiciones climáticas adversas para la agricultura y por el fuerte impacto negativo del corte abrupto del financiamiento internacional, múltiples factores serán gravitantes para el desempeño de la economía argentina en 2019.

En el ámbito local, si bien se espera que la campaña agrícola sea favorable, la marcha del plan de estabilización y las expectativas electorales tendrán un impacto en la actividad económica; en el ámbito internacional será clave seguir la evolución de las tasas de interés de Estados Unidos, la guerra comercial entre dicho país y China, el desempeño de Brasil, y el contexto político, entre otros.

En este contexto de alta incertidumbre, la evolución del nivel de actividad en 2019 resulta una incógnita.  Como punto de partida del análisis, y manteniendo una visión prudente, en todos los escenarios asumimos que la recesión continuará durante el primer trimestre. Dado que la mayor incertidumbre radica en qué sucederá a partir del segundo trimestre del año, los cuatro escenarios plantean distintas situaciones en la que podría encontrarse la economía a partir de abril, que se describen a continuación.

1-El primero de los escenarios presenta el contexto más pesimista, al plantear una situación hipotética en la que todos los sectores de la economía se comportan, luego del primer trimestre, como en un típico año “malo”.

Si este fuera el caso, la recesión continuaría durante todo 2019, terminando con una caída de la actividad de 3,4%, tal como se aprecia en el gráfico. A menos que un nuevo shock externo afecte la economía o que se incumplan las reglas de política fiscal y monetaria del país, la probabilidad de ocurrencia de este escenario es muy baja, siendo que, debido a las buenas perspectivas de cosecha, ante la mejora de las condiciones climáticas en comparación con el año pasado, el complejo agropecuario presentará un mejor desempeño en 2019.

2-El segundo escenario planteado supone que, por los motivos descritos anteriormente, a partir del segundo trimestre de 2019 el sector agropecuario tendrá un buen desempeño, pero el resto de los sectores mantendrá un comportamiento similar al de un típico año “malo”.

Si bien el sector agrícola llevaría a que el nivel de actividad se recupere durante el segundo trimestre de 2019, la mala performance del resto de los sectores arrastraría a la actividad a concluir con una caída de 1,8%. Llamativamente, este resultado coincide con las proyecciones de actividad realizadas por el FMI para 2019.

3-El tercer escenario es un poco más optimista, ya que además de considerar que el sector agropecuario tendría un comportamiento similar al de un año bueno, se asume que el resto de los sectores tendría un buen desempeño a partir del segundo semestre. En este escenario, el buen nivel de actividad del agro junto con la reacción posterior del resto de los sectores impulsaría a concluir 2019 con un crecimiento de 0,1%.

4-Por último, el cuarto escenario supone que la economía se comportaría como en un típico año “bueno” a partir del segundo trimestre de 2019. En este caso se percibiría una rápida recuperación a partir de abril, que como se observa en el gráfico permitiría concluir el año con un crecimiento de 1,6%. A menos que exista una fuerte mejora en expectativas que lleven a una rápida reducción de la inflación y las tasas de interés, que dinamice el consumo y la producción, un escenario como este resulta poco probable.

Concluyendo, en un contexto de fuerte contracción en la política monetaria y fiscal, pero ante la posibilidad de que se consoliden los avances en estabilizar la economía, la actividad económica superará la recesión en 2019, aunque probablemente sin alcanzar a registrar un crecimiento respecto a 2018.

En términos de las proyecciones presentadas, consideramos que 2019 tendrá como base una situación como la del segundo escenario que, al igual que el FMI, prevé una caída de la actividad de 1,8%. A pesar de ello, el efecto dinamizador del sector agrícola junto con la baja esperada de la inflación y de las tasas de interés pueden dar un empuje a la actividad y al consumo; mientras mayor sea la magnitud y la rapidez de reacción del resto de los sectores económicos que no pertenecen al complejo agroindustrial, más cerca del tercer escenario (que prevé un crecimiento de 0,1%) se encontrará la evolución de la actividad económica.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.