FODA de la economía argentina 2017 según la Bolsa de Comercio

En su libro “Habla el interior” la entidad proyectó para este año los pro y contras de cada una de las variables más importantes de la economía nacional teniendo en cuenta su evolución histórica y el comportamiento durante el 2016.

0
El equipo de la Bolsa de Comercio que realizó el análisis FODA sobre la economía argentina en el libro "Habla el interior"

La Bolsa de Comercio de Córdoba presentó su diagnóstico y proyección de la economía argentina el  libro “Habla el interior”. En esta nueva publicación, la entidad hace una proyección sobre los escenarios venideros  para este 2017 y Punto a Punto accedió a ese análisis.

“El gobierno llevó a cabo una gran cantidad de medidas de política económica de envergadura, las cuales sentaron las bases de los próximos tres años de gobierno restantes”, destacan desde la institución.

A su vez, realizaron un análisis FODA del gobierno nacional a partir del cual adelantan cómo algunas variables económicas se mueven, otras se transforman y cuáles permanecen constantes para este año.

De cara a las elecciones legislativas, desde la Bolsa vaticinan que “el apoyo ciudadano y la independencia del banco central permanecen como fortalezas para el inicio de 2017”.

A su vez, el empleo continúa como fortaleza, ya que analizando el nivel de desempleo (en torno al 8,5% para fines de 2016) y en la comparación a nivel mundial consideran que “se encuentra en niveles aceptables”. Sin embargo, consideran que surge una amenaza: la pérdida de puestos formales, teniendo en cuenta que en promedio para fines de 2016 se perdieron 51.785 puestos de trabajo, particularmente en el sector de la construcción y la industria.

Sobre el retorno al mercado de créditos, apuntan: “sigue siendo una oportunidad, pero existe un riesgo asociado, que es la amenaza del crecimiento de la deuda pública, que a finales de 2016 se encontraba en un 52,7% respecto al PBI”.

Por otro lado, la unificación cambiaria, presentada como una oportunidad al inicio, “hoy plantea una amenaza en forma de posible atraso cambiario”. En este sentido, adelantan que si se analiza el índice de tipo de cambio real, la fecha de unificación cambiaria que se tomó como base,  (17/12/2015), tenía entonces su valor de 100 y para fines de 2016 dicho índice se encuentra en torno al 88, “lo cual implica una alerta de atraso cambiario”.

¿Qué sucederá con la inversión extranjera? Vislumbran que continuará como oportunidad, mientras que la inversión en infraestructura si bien permanece en este concepto, se muestra a la demora en la obra pública como debilidad para inicios del año 2017.

A su vez, la quita de retenciones se transformó en fortaleza para menores retenciones, ya que durante el año 2016 se eliminaron las retenciones al maíz, trigo, sorgo, entre otros y se redujeron a un 5% para la soja.

Tanto el déficit fiscal como la pobreza continúan siendo amenazas. En este sentido, el déficit primario sin rentas a la propiedad cerró en el año 2016 en torno al 4,3% del PBI, y el nivel de pobreza, recuperadas las estadísticas de INDEC, fue del 32,2%.

La inflación se trasladó a debilidad, ya que según el índice elaborado por la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad de Buenos Aires, para el año 2016 experimentó un incremento del 41,05%. Desde la Bolsa apuntan que “el desafío para 2017 consiste en contener y reducir dichos valores para alcanzar una marca anual inferior al 25%”. En términos nominales implica una vuelta a años previos (2014 y 2015), pero en términos estructurales la nube de precios relativos se modificó de forma significativa.Ante esto, la proyección de la Bolsa sobre la necesidad de baja de la inflación es determinante: “Es quizá el mayor desafío en cuanto a complejidad y dificultada de gestionar el resultado, que afronta la política económica y monetaria del gobierno nacional en el período 2015-2019”.

Con respecto a la presión fiscal elevada que continúa siendo una debilidad, los impuestos al trabajo permanecen en esta categoría, mientras que el impuesto a las ganancias se traslada a oportunidad en vistas de las nuevas reformas.

Lo subsidios a la energía continúan siendo una debilidad, ya que respecto al año 2015 experimentaron un aumento del 24% y también es una debilidad el bajo apalancamiento financiero de la economía real.

El contexto internacional pasó de ser una amenaza a una oportunidad y la relación con el mundo, de debilidad a fortaleza.

Se agregan como oportunidad al FODA del inicio de 2017, el sinceramiento fiscal y la inversión en energía renovable.

Habla el interior…¿de qué habla?

El libro “Habla el interior” consta de tres grandes temáticas, abordadas en secciones: primero se presenta las Dimensiones Económicas Relevantes de 2016, donde se abordan las variables más importantes de la economía desde seis perspectivas diferentes pero íntimamente relacionadas. La segunda parte se dedica a analizar las medidas políticas y FODA Económico 2016, caracterizando de forma cualitativa la economía nacional. En la tercera sección se avanza sobre lo que Argentina y Córdoba Necesitan en contraposición con las variables de la actualidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here