El tipo de cambio volvió a reducir la salida de argentinos al exterior en julio

Por segundo mes consecutivo bajó el turismo emisivo. Persiste la desaceleración del ritmo de llegada de extranjeros.

La inercia de la venta anticipada de pasajes y paquetes turísticos al resto del mundo hasta casi el cierre del primer cuatrimestre, esto es hasta antes de que se desatara la corrida cambiaria que se inició el 25 de abril, explica que pese al severo salto del tipo de cambio, cercano a 40% desde entonces hasta fines de julio y que alteró el presupuesto original, se mantuviera elevado el flujo de salida de residentes, a un ritmo de más 4 millones de personas al año.

Así se desprende de la Encuesta de Turismo Internacional del Indec correspondiente a julio que arrojó la salida de 377,7 mil personas, apenas 4,6% menos que en igual mes del año previo; mientras que la llegada de extranjeros se elevó a 234,4 mil , con un incremento interanual de 6,9%.

Se trató no solo de la segunda disminución consecutiva del turismo emisivo, que contrasta con un año antes cuando incentivado por el atraso del tipo de cambio respecto de la variación de los salarios y de la inflación doméstica crecía a tasas de hasta 20% anual; sino también del recorte, más moderado, del gasto de divisas fuera del país.

“El aeropuerto de Bariloche presentó el mayor porcentaje de crecimiento de turistas no residentes, debido a la incorporación de vuelos directos desde Brasil por la temporada invernal. Le siguieron en orden de importancia, los aumentos en los aeropuertos de Rosario, Córdoba y Mendoza”, informó el Indec.

Como es habitual, el mayor flujo de no residentes provino de Brasil, en una proporción que más que triplicó a los procedentes de otros orígenes, como de Europa, Chile, EEUU y Canadá, en menos medida de Paraguay, Bolivia y Uruguay, en ese orden.

Rojo de más de USD 6.000 millones en 7 meses

En el acumulado de enero a julio el Indec registró 1,5 millones de llegadas de turistas no residentes, aumentó 5,2% respecto del total de igual período del año previo.

Mientras que las salidas sumaron 2,9 millones de turistas residentes y acumularon un incremento interanual de 8,7%.

De ahí surgió un déficit en el balance de viajeros de 1,4 millones de personas, se acentuó 12,7%.

En términos de divisas, por el contrario, el balance cambiario del Banco Central arrojó una disminución del desequilibrio de poco más de USD 6.500 millones registrado en los primeros 7 meses de 2017 de 4,7%, a USD 6.195 millones.

Se prevé que por efecto de la aceleración de la depreciación del peso en agosto, el tipo de cambio subió 36%, tanto en el último mes, como más aún en los siguientes, tenderá a achicarse notablemente el déficit del turismo internacional en divisas, y a notarse un cambio de signo en el caso de los viajes de residentes y no residentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here