El peronismo de Santa Fe sumó una precandidata

María Eugenia Bielsa confirmó su postulación a la gobernación. En la pelea local está anotado además Omar Perotti.

La decisión preanuncia una compleja y competitiva interna de un peronismo provincial que tiene como figuras centrales, además de la arquitecta, al senador nacional y ex intendente de Rafaela Omar Perotti, quien en 2015 se quedó a las puertas de la gobernación por un escaso margen.

En una conferencia de prensa convocada a las 10, en un local de la calle Obispo Príncipe 781, Bielsa ratificó lo que era un secreto a voces y señaló que le sugirió a Perotti compartir la lista que buscará arrebatarle la gobernación al Frente Progresista, que en la actualidad encabeza Miguel Lifschitz.

“Le ofrecí a Omar Perotti ser mi compañero de fórmula y él me ofreció ser candidata a intendenta de Rosario; pero los problemas de la ciudad se arreglan desde la provincia con más seguridad y empleo”, dijo la flamante precandidata por el PJ santafesino. La ex vicegobernadora de Jorge Obeid – estuvo en el cargo durante entre el 2003 y 2007- reveló que no cerró “ninguna candidatura con nadie” y anticipó que mantendrá reuniones con sectores que van desde la centroderecha a la centroizquierda para constituir la propuesta electoral.

Fuentes vinculadas al equipo de Perotti resaltaron la “madurez” del espacio peronista que, con la inclusión de Bielsa, irá unido a competir en una interna “amplia e importante” por la gobernación. En este escenario, ningún postulante planea bajarse de la competencia que se definirá en las primarias programadas para el próximo 28 de abril, paso obligado y antesala de las generales de junio.

Por su lado, el kirchnerismo también impulsa un aspirante propio para el armado identificado con el peronismo. Oficialmente no está confirmado, pero ese lugar se dirime entre el diputado nacional Marco Cleri y el legislador provincial Leandro “Kiko” Busatto, uno de los referentes del espacio que lidera el jefe de la bancada del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados, Agustín Rossi.

En el equipo del ex ministro de Defensa de Cristina Kirchner suelen resaltar como luz de ventaja el desempeño de las elecciones legislativas de 2017, cuando Rossi venció y obtuvo una de las pocas disputas provinciales en las que la oposición cosechó una victoria y pudo, al mismo tiempo, ganarle a Cambiemos. En las primarias de ese año, Agustín Rossi había logrado imponerse sobre la ex jueza Alejandra Rodenas.

Sin embargo, en Unidad Ciudadana evitan todo tipo de confrontación directa con los referentes del justicialismo y destacan la vocación de unidad del peronismo santafesino. “Veo con muy buenos ojos todas las precandidaturas que aporten una mayor competitividad y caudal electoral al peronismo”, opinó Busatto sobre el lanzamiento de María Eugenia Bielsa.

Una interna revitalizada

Los movimientos de las agrupaciones locales apuntan a que los comicios, una vez más, escaparán a la lógica de polarización nacional, ya que son tres los espacios con posibilidades de ganar la gobernación. Por el lado de Cambiemos, el que cuenta con ventaja es el  intendente de Santa Fe, José Corral. A su vez, intentará retener el poder el Frente Progresista, que encabeza el Partido Socialista junto a la Unión Cívica Radical y volverá a competir por la denominada Casa gris el senador Antonio Bonfatti.

En el caso del socialismo, es posible incluso que haya cruces y entendimientos con el peronismo “no kirchnerista”, aunque para la disputa de cargos nacionales. La alquimia del desdoblamiento electoral habilita a que el gobernador socialista Miguel Lifschitz negocie con Alternativa Federal, la fuerza que tiene al líder del Frente Renovador Sergio Massa y al mandatario salteño Juan Manuel Urtubey como figuras centrales. La apuesta es constituir un frente para los comicios presidenciales junto al peronismo federal y al sector del progresismo alineado con el PS y la presidenta del GEN, Margarita Stolbizer.

En lo local, partidos con relativo peso en el distrito, como las fuerzas de izquierda y centro izquierda Ciudad Futura, el Frente Social y Popular (FSyP) e Igualdad y Participación, de Rubén Giustiniani, mantuvieron conversaciones con las variantes del peronismo. Según los resultados de las últimas elecciones, estas fuerzas tienen el potencial de conseguir un porcentaje de votos relevante que, con seguridad, tendrán su impacto en unos comicios ya reñidos.

Carlos del Frade, diputado provincial del FSyP, indicó que conformarán un cuarto espacio “independiente de los grandes partidos”. Sin embargo, no ocultó su cercanía y coincidencias con María Eugenia Bielsa.”Hay algunos temas transversales con los que vamos a pelear juntos, como el narcotráfico. Es una política inteligente, lúcida y con vocación ética de darlo todo a una provincia que cada vez está más oscura en el poder policial, religioso y empresarial. Saludo que aparezca en el escenario y espero que le gane la interna a Perotti, que es macrismo por otros caminos”, afirmó Del Frade.

Acostumbrado desde hace 12 años a convivir fuera del poder entre sus distintas tendencias, el peronismo juega a fondo para traccionar a sectores por fuera del justicialismo local. Además de ganar una gobernación clave, donde votan unos 2 millones y medios de electores, el objetivo es recuperar distritos clave como la ciudad de Rosario.

“Hasta el último día, vamos a trabajar en la unidad del peronismo y del campo popular”, indicó este jueves en la conferencia de prensa María Eugenia Bielsa. “Estamos charlando con todos los sectores de raigambre popular.  Vamos a confluir con espacios que no estén en el peronismo”, señaló Busatto sobre potenciales alianzas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here