El “nuevo dólar” puede dinamizar fusiones y adquisiciones

El salto en el tipo de cambio abarata a las pymes que se vuelven más atractivas para el capital extranjero.

(Especial, José Busaniche para Perfil Córdoba). Si las dudas y preocupaciones, que en el último tiempo se profundizaron en el plano económico no se trasladan de lleno al plano político, en algunos sectores aparecen oportunidades de hacer negocios. Es que, desde 2016, comenzó a robustecerse el mercado de fusiones y adquisiciones de empresas argentinas, con un mayor interés de compañías norteamericanas, españolas, brasileñas e israelíes.

En este marco, analistas consultados por Perfil Córdoba creen que el buen ritmo de consultas y operaciones, que habían verificado desde fines de 2016, se mantendrá. El salto registrado por el tipo de cambio, en tanto, se percibe como una variable positiva para las firmas extranjeras que analizan compras y sociedades en el país: en dólares, las empresas argentinas quedan con una valuación más barata, siendo más atractivas para el capital extranjero.

Según el informe anual de la consultora Deloitte, presentado en febrero de este año, “durante 2017 fueron realizados 93 acuerdos en el mercado de fusiones y adquisiciones argentino, lo que significa un aumento del 21% con respecto al total de acuerdos del año 2016. Esta actividad ha representado el 10% del mercado latinoamericano y, en términos de inversión realizada, las operaciones significaron US$ 5.442 millones”.

El sector económico en el cual se desarrolló gran parte de la actividad del mercado de fusiones y adquisiciones argentino fue en Energía y Recursos Naturales (33% del total de acuerdos). Otros sectores con niveles considerables de actividad fueron: Consumo Masivo (18%), Manufactura (17%) y Tecnología, Medios y Telecomunicaciones (12%).

Por su parte, Alberto Asensio, socio director de PWC Argentina en Córdoba destaca: “Desde 2016 empezó a haber más preguntas por determinadas empresas en tecnología, seguros y desarrollistas. En la oficina Córdoba la cantidad de deals de todo el 2016 fue lo que tuvimos en un cuatrimestre de 2017. Hay mucho movimiento en empresas que están trabajando en Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), en medicina, biotecnología”.

Sobre el impacto de la coyuntura económica, Asensio analiza: “La valuación del tipo de cambio mueve un poco el amperímetro, pero no es lo que define si van a hacer alguna adquisición en parte o total de una empresa. El tema no está en los problemas económicos, sí en los problemas políticos, se mira mucho la seguridad jurídica y la belicosidad sindical. Hoy no estamos en ese nivel de incertidumbre. Todos los deals que están en proceso siguen. Desde afuera hay una gran expectativa sobre Argentina, y vienen muy bien mapeados sobre lo que está pasando”.

Cuánto valgo. Asensio destaca un fenómeno para seguir de cerca: “En lo que va de este mes ya tuvimos cuatro pedidos de valuaciones de las propias compañías. Los dueños de empresas consultan cuánto valdrían según los parámetros internacionales”.

Para Asensio, más allá de las urgencias económicas o financieras que puede atravesar una firma, en estos casos operan varios factores: “Juega desde un efecto contagio, porque se enteran de que una empresa colega está en proceso de venta, hasta problemas en los procesos sucesorios que hacen que se activen estas consultas”.

Tomás Capdevila, socio del estudio Capdevila-Palazzo, que también participa en operaciones de fusiones y adquisiciones de empresas, destaca: “Vemos, desde febrero, interés real y concreto en empresas argentinas. Se nota en las compañías pequeñas y medianas. Un dato que demuestra que el mercado demandada y que las extranjeras o las locales de mayor tamaño tienen interés en expandirse”.

Capdevila, además, pone el foco en un aspecto no menor: “El Ebitda -indicador que refiere a las ganancias de las compañías antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones- de las empresas argentinas sigue bajo, comparado con la región. Todavía somos mercado de frontera, ni siquiera somos mercado emergente, por eso el multiplicador de Ebitda es bajo con respecto a Chile, Colombia o Perú”, plantea.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here