Campaña 2019: $ 2.000 millones para los partidos en Córdoba

UPC y Cambiemos podrán disponer de $300 millones cada uno para la campaña. La cifra es para los dos partidos más grandes. El Estado aportará unos $130 millones.

(Especial, Nicolás Gerchunoff para Perfil Córdoba). Los partidos que este año competirán en las elecciones provinciales de Córdoba podrán disponer del mayor financiamiento declarado desde el retorno de la democracia en 1983. Esto se desprende de los nuevos topes que prevé la ley 9.571 que regula el Código Electoral Provincial (CEP).

Los cambios más importantes fueron impulsados a finales del año pasado por el oficialismo de Unión por Córdoba (UPC) en la legislatura y permitieron ampliar de manera considerable los aportes públicos y privados para financiar las campañas electorales.

De acuerdo a estimaciones propias realizadas por Perfil Córdoba en base al Código Electoral y a los votos obtenidos en las elecciones provinciales de 2015, Unión por Córdoba (UPC) y Cambiemos podrían obtener cerca de 300 millones de pesos cada uno para financiar sus acciones proselitistas.

Si se toma en cuenta que la ley estipula campañas de 45 días corridos de duración, las principales fuerzas políticas provinciales podrían disponer de más de seis millones de pesos por día para gastar en sus campañas electorales Fondos públicos.

Los cálculos permiten estimar que el monto global que este año destinará la Justicia Electoral a todas las fuerzas políticas rondará los 130 millones de pesos. Este aporte estatal conformará el denominado “Fondo Permanente para el Financiamiento de Campañas Electorales” y se transforma en el piso de aportes públicos para solventar los gastos de propaganda electoral en medios gráficos, radiales, audiovisuales, públicos y privados de toda la provincia.

La suma se amplió en casi el 170% y, de acuerdo a la nueva ley, “no puede ser inferior a la suma de equivalente al 3,5 por mil del salario Mínimo Vital y Móvil por elector habilitado a votar”. El Fondo de Financiamiento garantiza el reparto del dinero a todas las fuerza políticas que participen de la elección. El 30% del total (unos 39 millones de pesos), se distribuye en partes iguales para cada partido. El 70% restante (91 millones de pesos), se repartirá de manera proporcional en función a los votos obtenidos en la última elección a gobernador para todos aquellos que hayan obtenido un mínimo del 1% del total de votos válidamente emitidos.

El esquema permite garantizar fondos públicos para todos los competidores electorales, pero también profundiza las diferencias entre partidos menores y las fuerzas mayoritarias. Unión por Córdoba y Cambiemos, contarán con unos 300 millones totales para sus campañas.

En un escenario de cantidad de partidos similar al de 2015, eso significa que el oficialismo puede recibir casi siete veces más dinero del Estado que el competidor que obtuvo el último lugar en la elección anterior. Más aportes de privados.

En el capítulo correspondiente al financiamiento no estatal, la ley actualizada estipula que “los partidos, alianzas o confederaciones políticas que participen de la compulsa electoral no pueden superar, individualmente y para gastos electorales, la suma equivalente al siete por mil del Salario Mínimo, Vital y Móvil por elector habilitado a votar en la elección”.

Así, con las estimaciones a valores actuales, los partidos tendrán la posibilidad de contar con aportes de personas físicas o jurídicas, que no estén exceptuadas en la ley, por una suma cercana a los 260 millones de pesos. En este sentido, la ley busca evitar los “aportes en negro” a las campañas y por eso fija restricciones a los contratistas del estado, a los aportantes anónimos y especifica detalladamente quiénes y cómo pueden contribuir.

¿Cuánto recibirá cada partido? Si se toma el promedio de crecimiento del padrón electoral de Córdoba desde 2011, es probable que este año haya unos 3 millones 25 mil personas habilitadas para sufragar y si esto se combina con el valor del Salario Mínimo Vital y Móvil (SMVM) que en marzo será de 11,978 pesos y con los votos obtenidos en la elección de 2015, se pueden estimar los montos de dinero que podrían recibir las distintas fuerzas políticas este año.

De este análisis estimado se desprende que en un escenario similar al de 2015 en el que compitan siete fuerzas políticas, Unión por Córdoba recibirá casi 42 millones de pesos del estado, Cambiemos más de 36 millones y una eventual fórmula del kirchnerismo percibirá algo más de 21 millones de pesos. Bastante por debajo quedarán las partidos y alianzas minoritarias que percibirán entre seis y diez millones de aportes públicos y de una eventual fuerza que participe por primera vez a la que el estado solo le garantizará un aporte cercano a los 5,5 millones de pesos.

En todos los casos, hay que sumarle la posibilidad de los aportes privados que tendrán un tope cercano a los 260 millones de pesos. En caso de que alguna fuerza llegue a ese monto total los aportes legales serán multimillonarios. Unión por Córdoba podría obtener aportes totales por unos 302 millones de pesos y Cambiemos por más de 296 millones.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here