La competitividad, atada a que el tipo de cambio no pierda ante la inflación

Desde la Fundación Mediterránea sostienen que el año pasado hubo una apreciación del peso de 6,28%.

Desde la entidad destacaron que se necesita que el tipo de cambio no pierda contra la inflación en 2018, para que la mejora de la competitividad de fin de año se consolide.

El índice de tipo de cambio real multilateral de fin de 2017 recuperó la competitividad de fin de 2016, pero en promedio el año pasado hubo una apreciación del peso de 6,28%, según destacaron desde Mediterránea.

Considerando tipos de cambio bilaterales y tomando el promedio de 2017, hubo pérdida de competitividad contra el área del dólar (-9,2%), contra el peso chileno (-5,2%), contra el Euro (-10,9%) y contra el Yuan (-11,3%)

Sin embargo, destacaron que si en 2018 se mantuvieran las paridades en términos reales del último día de 2017, entonces habría recuperación de competitividad contra el dólar (2,2%), el peso chileno (7,3%), el Euro (7,4%) y el Yuan (4,6%).

La significativa devaluación del peso experimentada en diciembre de 2017, con un tipo de cambio nominal promedio (peso/dólar) de 18,045 y una paridad nominal de 19,46 pesos por dólar anotada el 28 de diciembre, hizo que el año cerrara con la “sensación térmica” de un tipo de cambio que recuperaba competitividad desde el punto de vista de los exportadores. Pero esos precios de la divisa se anotaron para unos pocos días del año calendario, por lo que se alejaron del promedio de 2017, que se ubicó bastante por debajo. La recuperación de competitividad será efectiva si el tipo de cambio real alcanzado a fin de diciembre se mantiene a lo largo de los próximos meses. En este sentido, desde la entidad sostuvieron que la diferencia entre “sensación térmica” y realidad se pone en evidencia con los siguientes datos:

El índice de tipo de cambio real multilateral del último día hábil de 2017 fue 90,7 (base 100 el 17/12/15), que compara con 90,3 de igual momento de 2016, lo cual indica un tipo de cambio real estable en la comparación punta a punta.

Sin embargo, siempre para el tipo de cambio real multilateral, el índice promedio de 2017 fue 88,1 (2,9% por debajo del último dato del año).

A su vez, el promedio del multilateral de 2016 había sido 94, por lo que la apreciación del peso contra la canasta, para el promedio del año, fue de 6,28%

Si, a lo largo de 2018, el multilateral se mantuviera en el nivel de fin de 2017 (índice = 90,7), desde Mediterránea sostienen que se verificaría una mejora de competitividad, ya que, como se señaló más arriba, el promedio de 2017 fue de 88,1.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here